domingo, 1 de abril de 2012

Los muchachos del furgón

Temprano, en el furgón, estamos siempre los mismos.
Dani, el que se baja en Colegiales, y (secretamente) es poeta.
Petiso, al que le encanta llamar la atención y gritar sus aventuras.
Después está el Otro, al que nadie llama por su nombre, el más callado, el que más se nota si está ausente. Se sabe todo de bicis.
Y Benjamín, que hace rato que no viene. Lástima. A pesar del vaivén, sus mates eran impecables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario